Vacaciones críticas en DVD Ediciones.com (verano de 2009)

Hugo Boss, por un amigo de Sergio Gaspar


Un estupendo amigo mío recibió el 22 de junio de 2009, sólo un día después del inicio del verano, un sms en mi móvil.

Éstos eran los detalles del mensaje:

Remitente:
HUGO BOSS
Recibido:
08:27:14
22/06/2009
Tamaño:
1 kB

Éste era el mensaje:

HUGO BOSS. BOSS Store Avda. Diagonal 576 adelanta, solo para sus clientes VIP, descuentos del 30% Man y 50 %Woman a partir del 22 de junio presentando este sms.

El cerebro de mi amigo fue invadido por fragmentos de las Iluminaciones de Rimbaud, nada más concluir la lectura del sms, en concreto por la iluminación titulada “Saldo”.

Éstos fueron los fragmentos invasores:

Se venden los cuerpos sin precio, el mundo, el sexo, la descendencia. Las riquezas que brotan a cada paso. Saldo de diamantes sin control.

Se venden las habitaciones y las migraciones, los deportes y las comodidades.

Se vende anarquía para las masas, satisfacción irreprimible para los mejores aficionados.

Se venden los Cuerpos, las voces, la inmensa opulencia incuestionable. Aún los vendedores no han agotado los saldos.

Se vende el mundo. Compradlo. Está en venta a precio de saldo.

(Obra poética completa
Arthur Rimbaud
Traducción de Miguel Casado y Eduardo Moga
DVD Ediciones, Barcelona, 2007
Edición bilingüe español-francés
432 páginas y un pvp de sólo 14 euros
Adquiridlo en vuestra librería habitual)

Otros pensamientos invadieron también el calenturiento cerebro de mi amigo.

Cuando el mundo se vende a precios rebajados y, pese a ello, o bien no se quiere comprar porque se piensa que todavía bajará más de precio o que ha llegado el tiempo de los ahorradores, o bien no se puede comprar porque te has quedado en paro o te han subido el alquiler de los 35 metros cuadrados en los que escuchas música pirateada en internet y bebes cerveza comprada, o robada, en el supermercado en el barrio barcelonés de Gracia, a esta situación los expertos en economía la llaman crisis.

El propietario del bar en el que desayuno me ha dicho esta mañana: “Este verano no haré vacaciones por primera vez en mi vida.”

En la tienda Hugo Boss de la Avenida Diagonal de Barcelona, espacio hasta ahora pijo, con dependientes altos, guapos, musculados, bronceados y uniformados de negro elegante, podrás comprar todo este mes de julio camisas Man rebajadas el 30% o blusas Woman rebajadas el 50%.

El mundo del libro también está en crisis, mientan lo que mientan los agentes espantados del mundo del libro. A mi amigo Manuel Vilas le dije que no le regalaría mi libro de poemas Estancia, recientemente publicado en DVD Ediciones al increíble precio de 7,20 euros solamente. A mi amigo Manuel Vilas –y a otros amigos y amigas- les pedí que se compraran mi libro Estancia, 7,20 euros solamente, el equivalente en euros de tres cañas de cerveza. O dos y media. O dos.

A Manuel Vilas le recordé que el mejor amigo de un escritor no es un perro, sino quien se compra sus libros. No cambiaré de opinión hasta el día, probable, en que los perros compren libros.

Manuel Vilas asegura que se ha comprado mi libro en Zaragoza. Espero comprobarlo.

Conozco escritores –y escritoras- que se cortarían la mano antes de pagar por el libro de un colega con el que compiten en una carrera sin vencedores.

Faltan compradores y, en consecuencia, sobran libros, taxis, putas, solomillo, pizzas, pisos, bares, viajes al caribe, ordenadores, camisas, mundo.

¿Qué vamos a hacer con tanto mundo que sobra, mientras les sigue faltando a tantos inquilinos del mundo agua, alimentos, libros, viviendas, democracia, zapatos, condones, antibióticos?

Mi amigo va formulándose mental y moralmente esta pregunta mientras atraviesa la Avenida Diagonal de Barcelona y piensa en el color adecuado de la camisa-Man-30%-menos que se probará en los vestidores con aire acondicionado de la tienda Hugo Boss.

Mi amigo, un ciudadano de Occidente, se ha acostumbrado a pensar y a vivir dos cosas contradictorias simultáneamente.

Nos sobra y nos falta mundo. Por ejemplo.
--

Publicado el 1/7/2009

Inicio | Vacaciones críticas