DVD Ediciones.com en la feria del libro de Madrid

Eduardo Moga: Bajo la piel, los días



***

Eduardo Moga, Bajo la piel, los días, Calambur, 2010.

***

DVD Ediciones.com: Háblanos brevemente de tu libro.

Eduardo Moga: Bajo la piel, los días es un diario lírico, es decir, el relato de una cotidianidad con frecuencia anodina, pero que la fuerza de la palabra poética, la alquimia del lenguaje, transforma —o intenta transformar— en experiencia estética, en vida intensificada y total. Por eso no solo incluyo en él elementos de mi intimidad, sino también otros que configuran mi día a día, como la lectura de otros libros —y el juicio crítico que me merecen—, las peripecias domésticas o los asuntos de actualidad. Los poemas en prosa de Bajo la piel, los días son, pues, entradas de un diario escritas en forma de poema, pero también crónicas, artículos, memorias y hasta epístolas, en un collage que he querido, al mismo tiempo, fragmentario y unitario. Con este volumen he tratado de crear una poesía reconocible como tal, pero que se apartara sustancialmente —más aún, radicalmente— del tipo de poesía versal, y convencional, y de su retórica asociada, todavía predominante en España: una poesía que fuera, a la vez, prosa.

DVD Ediciones.com: ¿Qué percepción tienes de la crisis, de dimensión no sólo española sino occidental, y cómo crees que está afectando al mundo del libro y de la literatura que hemos conocido?

Eduardo Moga: La crisis es, sin duda, una realidad perceptible y muy dolorosa a todos los niveles de la economía y de la vida en Occidente, y la cultura —y la edición de libros— no ha escapado a su abrazo mortal. En España, varias editoriales de prestigio y de una trayectoria dilatada han cerrado ya sus puertas, junto con centenares de miles de empresas de todos los sectores. Si los proyectos editoriales de calidad ya eran frágiles antes de la crisis, ahora son milagrosos supervivientes. Se compra menos, se distribuye menos, se paga más tarde y peor, y las ayudas públicas han disminuido o desaparecido. La economía capitalista es cíclica, y la crisis acabará superándose, pero aún tardará en nuestro país, y no sabemos qué paisaje quedará tras la batalla: seguramente, plagado de cadáveres.

En cuanto a la otra crisis —la introducida por Internet y los medios digitales en la edición de libros clásica—, hay que entenderla como una oportunidad para renovar los medios de producción de la cultura, y de acceso a ella; además, es inevitable. Yo nunca he sido demasiado optimista respecto a la perduración del libro tal como hoy (todavía) lo conocemos: dentro de poco tiempo, los medios de lectura —y quizá de escritura— electrónicos se impondrán ampliamente. El único refugio del papel será una especie de edición de lujo, muy minoritaria, como los códices miniados medievales, para géneros exiguos —como la poesía— y lectores excepcionales.

DVD Ediciones.com: Recomiéndanos algunos libros de otros autores para esta Feria de Madrid.

Eduardo Moga: Perros en la playa, de Jordi Doce, en La Oficina de Arte y Ediciones; El hacedor (de Borges) remake, de Agustín Fernández Mallo, en Alfaguara; 28010, de Marta Agudo, en Calambur; Nostalgia armada, de Olga Bernad, en Isla de Siltolá; De camino a Oku y otros diarios de viaje, de Bashô, en DVD; y Tránsito, de Juan Manuel Macías, también en DVD.

Publicado el 11/6/2011

Inicio | Autores invitados