Felicitaciones navideñas en DVD Ediciones.com

Patricia Esteban


   

PROSERPINA

Sólo me reconozco en un límite,
justo antes de los signos  más discretos
del abandono.
Estoy sola, se ha enfriado
la leche, suelto el vaso y las manos
que se retienen en mí, me hunden.
Aunque no los elija, son mis dedos la primera corteza
que atravieso en mi descenso.
Abro la boca para soportar el peso
que ahora se escurre y se me escapa entre los dientes.
Estoy cayendo en una caída tan cotidiana,
y no habrá ruido de cristales,
sólo el vértigo de seguir y el fruto mordido de
la noche rodando ante la ceguera
de los otros.

       

Publicado el 31/12/2008

Inicio | Otras felicitaciones